Si la conversión fuese solo el indicador principal del crecimiento de un comercio electrónico, las cifras podrían nublar un poco el objetivo de sus cabezas. La tasa de conversión, el revenue, el branding, las páginas de entrada y salida, landings, email marketing, CTR, costo por adquisición, ticket promedio y una serie de factores son los que se deben tener en cuenta a la hora de los balances.

Pero siempre hay una cifra que pareciese coronar todos los informes: el crecimiento global. Según los expertos, un negocio que cifre esto en un 20 a un 25 por ciento se considera exitosa.

Aquí es donde es necesario detenerse: el éxito de un eCommerce se debe centrar solo en la venta o también en la recompra. Estos parecen ser KPI’s (o Key Performance Indicators) más importantes para “crear y agrandar la base”, lo que para muchos es -justamente- la base del éxito asegurando un perfecto mix entre el descubrimiento de nuevos usuarios pero también la fidelización de los que ya estaban junto con tu marca.

Una mezcla explosiva de performance y branding que solo puede asegurar buenos resultados. Pero esto no debe ser solo invirtiendo y gastando grandes sumas de dinero. El gasto en marketing debe tener un retorno medible y confiable.

Sin duda, para esto debe existir una ayuda. Nadie oye gritos en el silencio y para esto es necesario remover a tus audiencias. En Minga Digital estamos preparados para hacerlo de la mejor manera, como partners en este camino que solo necesita de una buena agencia de marketing para ayudar al éxito de tu marca.

Un caso de éxito

Sabías que a nivel mundial, el eCommerce en Argentina creció en un 79% durante el 2020, casi 8 puntos por delante de Singapur que logró un crecimiento del comercio electrónico en el peor año de la pandemia de un 71%.

Para muchos y quizás hasta los más escépticos, el país vecino no tendría un crecimiento de este tipo debido a que no se encontraban preparados para un crecimiento de este tipo debido a que -a pesar de ser la cuna del eCommerce gracias a MercadoLibre- y muchas startups de tecnología, para los ojos del mundo el comercio electrónico en Argentina se encontraba en un lento despegue.

Esta premisa cayó rápidamente luego de conocidos los resultados y fueron muchos los que se animaron a invertir en una cadena de valor que pudiese satisfacer las necesidades de los trasandinos: la logística jugó un rol fundamental y fueron ellos mismos quienes se dieron cuenta de que era hora de dar salto tecnológico hacia el futuro.

Para terminar, como siempre un dato: algunas de las cifras preliminares indican que incluso en el Cybermonday 2021 se observó un crecimiento de un 63% respecto del 2020, año del que estábamos hablando. Las expectativas son infinitas y los mercados se encuentran preparados para este tipo de explosivos crecimientos; ya es un mercado maduro y listo para el eCommerce 5.0.